viernes, 6 de junio de 2014

, , , , ,

Lectura. Encontrando a Silvia

Encontrando a Silvia
Elísabet Benavent
Páginas: 352
Año: 2014


Silvia necesita estar al lado de Gabriel, saber que está bien. 
Pero Gabriel no cree en el amor; no como Silvia. 
Silvia tiene problemas con Álvaro cuando recibe una oferta irrechazable.
Silvia busca señales; desea encontrarse. 
Pero el lado oscuro de la fama y una personalidad autodestructiva la pondrán a prueba.



Opinión Personal

Dos días, dos, he tardado en leerme Encontrando a Silvia  y es que menudas ganas le tenía tras leer Persiguiendo a Silvia. Hace unos pocos días traía esa primera parte de la que dije que me encantó, una lectura fresca y alocada, un personaje femenino de armas tomar y dos personajes masculinos muy opuestos entre sí pero con las mismas dificultades en el querer.

En esta ocasión las risas no han sido tantas pues Silvia ya ha sufrido mucho con Álvaro, no está dispuesta a pasar por ello de nuevo, hay que superarlo y aunque ahora se dispone a tomar un nuevo rumbo en su vida personal y profesional, sin tenerlas todas consigo, la cosa parece irle bien, en principio. Esa relación con la estrella del rock, Gabriel, va tomando forma y ya no es simple capricho ni locura ahora es amor y ñoñería como diría ella misma, pero puede que no todo sean rosas.... y es que aunque se quieren y se desean, los problemas de Gabriel no pueden con eso y termina cayendo, de nuevo, en un pozo muy negro, el de las drogas.

"Quién me iba a decir a mí, después de tantos años corriendo sin sentido, persiguiéndome a mí misma, que iba a frenar y ser feliz. Quién iba a adivinar que terminaría encontrando a Silvia."

Silvia se dará entonces un encontronazo con ese Gabriel que no reconoce, rodeado de aduladores que solo quieren llenarse el bolsillo a costa de la vida de su marido y con las consecuencias de una gira que lo sobresatura hasta llevarlo al límite. Tenemos por un tanto un libro más dramático y vaya drama, porque en determinada parte una se queda medio en shock y piensas en que Elísabet Benavent no puede convertirse en un George RR Martin (JA!).

En resumen, ha sido un buen final para esta historia de amor, creo que el que toda lectora desea... aunque hubiese deseado que no fuese tan dramático sino con toques de más humor que el primer libro que hacía que te rieses sola con sus conversaciones. Para despedir una de esas canciones que ambos escuchan.


0 comentarios:

Publicar un comentario