domingo, 12 de julio de 2015

, , , , ,

Lectura. Edenbrooke

Edenbrooke
Julianne Donaldson
Páginas:448
Año: 2014

Marianne Daventry haría cualquier cosa para escapar del aburrimiento de Bath y las atenciones amorosas de un cretino que no le interesa en absoluto. Así que cuando le llega una invitación de su hermana gemela, Cecily, para que se una a ella en una maravillosa casa de campo, aprovecha la oportunidad. Por fin podrá relajarse y disfrutar del campo, que tanto le gusta, mientras su hermana se las arregla para librarse de las atenciones del guapo heredero de Edenbrooke. Sin embargo, Marianne acabará por descubrir que incluso los mejores planes pueden salir mal: primero será un aterrador encuentro con un salteador de caminos, después un coqueteo aparentemente inofensivo... el caso es que, al final, Marianne se verá envuelta en una inesperada aventura llena de intriga y de amor, tan apasionante que no podrá dar descanso a su mente. ¿Será capaz de controlar su corazón traidor o caerá rendida ante un misterioso desconocido? Está claro, el destino quiere para Marianne algo distinto a lo que ella había planeado al ir a Edenbrooke.

Opinión personal 
 Si lo que quieres es leer una novela romántica Edenbrooke es una buena opción, y mira que yo no soy muy fan de este género ya que me resulta pasteloso y predecible a más no poder pero Edenbrooke no ha estado nada mal pues ha conseguido mantenerme enganchada en sus páginas.

Nos cuenta la historia de Marianne una joven que actualmente vive con su abuela en Bath (Inglaterra) tras la muerte de su madre y la fuga de su padre que parecía no haber superado la muerte de su amada. Marianne no es la típica chica del siglo XVIII, encorsetada, aficionada a los quehaceres y refinada sino que ella prefiere estar al aire libre, disfrutar del sol, la naturaleza, los animales... lo que hace que para su abuela sea un poco "salvaje" pero Marianne para nada es eso, es una amante de lo que se produce en el campo, solamente la ciudad no le interesa. Lleva mucho sin ver a su hermana melliza, la cual la eclipsa, pero es invitada a la residencia Edenbrooke, donde incluso antes de llegar tendrá un incidente con un salteador de caminos y lo que conlleva tropezando con un desagradable ¿caballero? que se lo pondrá difícil y que resultan tener algo en común: Edenbrooke. Allí Marianne pasará sus mejores días mientras que se enamora de un joven apuesto que para nada le ha contado toda la verdad, la joven se verá en un atolladero entre sus sentimientos y las intenciones para con su hermana ¿por qué camino decidirá optar Marianne? ¿El del amor o la lealtad a su familia?

Del personaje masculino, poco que decir pues aunque se atisba su personalidad no tenemos páginas con su directa narración, aún así quien al principio parecía un casanova, arisco y descortés se convierte en alguien muy diferente que no sabe cómo manejar sus sentimientos con esta joven alocada.

Una historia bonita, fácil de leer y sí, como decía es predecible pero deja un buen sabor de boca. Decir también que sus escenarios me han recordado mucho a Jane Austen y su Orgullo y prejuicio.

0 comentarios:

Publicar un comentario