jueves, 3 de junio de 2021

, ,

Lectura. El arte de engañar al karma


El arte de engañar al karma
Elísabet Benavent
Páginas: 696
Año: 2021
Suma



Una aspirante a actriz cansada de hacer castings...

Un artista reconocido en plena crisis creativa...

Unos valiosos cuadros encontrados en un desván...

Y el arte del engaño para cambiar las leyes del karma.




Opinión personal 

Es bien sabido que Benavent es una de mis autoras españolas favoritas. La frescura (o ¿quizás sea la locura?) de sus protagonistas femeninas es algo que me suele atrapar en la mayoría de las ocasiones, y es quizás, lo que mejor le funciona con su público lector.

El arte de engañar al karma llega en un momento personal complicado para la autora y quizás eso se ha visto reflejado en sus páginas. Veamos de que va en esta ocasión la historia.

Catalina es una joven de 30 años que trabaja como teleoperadora pero se ha preparado toda su vida para ser actriz, a pesar de ese esfuerzo la suerte no llama a su puerta casting tras casting.
Un día limpiando de trastos la casa del pueblo, se encuentra unos cartas de amor, unos cuadros... y unos kimonos. Todo eso es de su tía abuela Isabela, una mujer adelantada e intrépida para su tiempo. Cata, con permiso de su madre, decide vender esos cuadros y ver si así saca algo de pasta. 

Tras su primera incursión en el rastro madrileño y retirarse de manera poco exitosa y digo poco exitosa porque no ha conseguido ganar ni un mísero euro, se topa con Eloy, un marchante de arte que quiere apostar por ella. Sí, digo por ella, porque Catalina sin saber muy bien cómo (o sí, que se encuentra obnubilada por un tío atractivo, ay!) termina diciendo que son suyos, de su puño y pincel. 

Acababa de acomodar los cuadros contra la fachada y de dejar mi cerveza en la mesa cuando lo vi. LO VI. Hostias, si lo vi. Lo vi yo, lo vio el cosmos, lo vio el eje de la Tierra, que debió de sufrir un desplazamiento con el terremoto de diez mil en la escala de Richter que me provocó en el centro del pecho semejante espécimen de macho humano.

 

Catalina al principio lo que quiere es ligar con Eloy, porque le parece un tipo de toma pan y moja, ya sabéis eso de las primeras impresiones. Y es que Catalina con toda su bocaza es también una romántica que intenta buscar el amor a través de citas Tinder, así que ¿por qué no iba a ser su príncipe azul este guaperas que se ha cruzado en su camino? ¿Será el destino que por fin le juega buenas cartas?
Catalina se verá metida en un embolao' bastante curioso porque esta chica no tiene ni idea de arte, ni de cómo comportarse en el mundillo ni de nada de nada. Y es que además, tiene un karma muy malo.

Centrándonos ahora en nuestro protagonista masculino cuyo nombre es Mikel, nos encontramos con un artista que le da a varias disciplinas. Es un tipo tirando a solitario porque está muy centrado en su trabajo aunque tiene su humor irónico. Es quizás lo que podemos calificar de un hombre misterioso por cómo se comporta y donde desarrolla su campo de acción. Este tipo de hombres es algo que le suele gustar bastante a Benavent, contarnos cositas de estos hombretones y poniéndoles un punto introspectivo que nos atrapa y nos hace confiar en que el género masculino también tiene sentimientos por mucho que a veces les cueste expresarlo.

No hay mucha gente que me conozca de verdad. Creo que ni siquiera mis padres pueden decir que me conocen bien. Desde bien joven he sido un experto en mostrar una cara impersonal, capaz de colgarme una careta carente de emociones.

Los tira y afloja entre ambos son a veces un descojone, y otras veces duelen. Se huele desde el minuto uno que estos dos se atraen como la luz a una polilla aunque su comienzo empiece con más de un tropezón.  


- Me había parecido escucharte decir que no crees en las musas...
-Y no creo - se inclinó y, muy cerca de mi oído concluyó-: Debe de ser que me excita el olor del fraude.

Mikel anda en una sequía creativa, o al menos en un momento que no es tan creativo y satisfactorio como le gustaría pero poco a poco se da cuenta de que Catalina le supone un desafío, que no es como otras chicas, tiene respuestas rápidas y le hace estar bien excitado, y no me refiero a lo sexual (al menos no solamente :D) 

- Vaya careto
-Gracias. Es un nuevo tratamiento de belleza. Se llama: llora hasta quedarte afónica porque tu vida es una mierda. Tu también estás muy bien, así, con tu cara de imbécil habitual. 
-¿Has dormido?- Frunció el ceño sin abandonar la sonrisa burlona-. Estás realmente... deteriorada.
-Deteriorada ¿eh? Es la manera más elegante en la que me han llamado fea.

Catalina como personaje es un poco histriónica (tal como nos tiene acostumbradas Benavent), un tanto impulsiva y con mucho carácter. Me encantaría cruzármela por Madrid vestida con uno de sus coloridos kimonos sacados del baúl de la tía Isa, adoptando ese papelón que le ha tocado sin pretenderlo demasiado. Cata irá pasando por diferentes etapas, ella es la verdadera protagonista de esta historia.

La pena es un concepto bastante abstracto y subjetivo. A cada cual nos ataca de un modo. Tiene cientos de maneras de ser expresada... y vivida. En cada piel tendrá una forma. En cada boca,, un sonido. Y en cada pecho, una duración.

No he entendido muy bien a Mikel en esa última etapa, por qué trata así a Cata. En realidad, si creo que lo he entendido pero no me ha gustado ya que parece un caprichoso. Si es verdad, que no todos aceptamos los sentimientos ni las consecuencias que pueden traer al mismo ritmo ni de la misma manera, es complejo saber llevar las emociones, pero me ha parecido feo la manera de manejarlo. Quienes lo hayáis leído ya sabréis a qué me refiero, a eso que se llama miedo y aceptación. 

El abrazo es complejo. Es un idioma polisémico. Es un verbo de conjugaciones infinitas. El abrazo es el sexo sin orgasmo... o el orgasmo sin sexo. La piel por la piel. Un alfabeto sin correspondencia. Una palabra que se pronuncia en silencio. Y cuando alguien te abraza de verdad, estás perdido.

A lo largo de las páginas de El arte de engañar al karma se nos deja ver cómo puede ser ese amor: desde el descubrimiento y la aceptación de sentimientos, hasta llegar al tope y bajar desplomada bajo la losa del rechazo. Toda una montaña rusa, que a veces puede ser un viaje extraordinario y otras un verdadero desastre.

Los sonidos pueden tener colores, ¿sabes? Y temperatura. Y sabor. Y tacto. Más allá de la sinestesia, cuando estás con la persona adecuada, las risas colisionan contra todos los sentidos.

En definitiva, una novela que aunque no estará en mi top 3 de Benavent deja un buen sabor de boca. Mantiene la chispa de sus personajes femeninos, con mucho menos erotismo que otras de sus novelas, lo cual para mi es un punto a favor, y con muchas, muchas emociones por delante.

                                            ¿Qué os ha parecido? ¿Os ha convencido?




Puedes ver más reseñas de otros libros sobre la autora por aquí :)




Leer más... Lectura. El arte de engañar al karma

lunes, 24 de mayo de 2021

, , , ,

Lectura. El color de la luz

El color de la luz
Marta Quintín
Páginas: 216
Año: 2018
Suma

Blanca Luz Miranda es una empresaria de éxito. Su objetivo: amasar una gran fortuna para comprar arte. La adquisición, en una subasta de Nueva York, de uno de los cuadros más inquietantes del pintor Martín Pendragón cumplirá el sueño de esta anciana de ojos enigmáticos. En esa misma sala una periodista observa la escena con interés, está convencida de que tras ese pago millonario se esconde un secreto y hará todo lo posible por descubrirlo. Lo que no sabe es que será Blanca Luz quien decida cómo se escribe su historia.

Opinión personal 

Este es uno de esos libros que lleva en la estantería mil años y llega un momento que no recuerdas ni por qué lo tenías ahí, hasta que un día PUM, decides darle la oportunidad. Pues ahora os comento con que nos encontramos.

La historia inicia en una subasta en Nueva York, la ciudad de los rascacielos en la década de los 80. Allí un cuadro de Martín Pendragón se vende por 20 millones de dólares nada más y nada menos. Es adquirido por una señora mayor que muestra la mayor de las satisfacciones. En la misma sala una periodista española ve la jugada, y la localiza a ella, a la señora de ojos color indescifrable.
Esta señora es Blanca Luz Miranda. Una ahora empresaria de éxito que tiene su propia historia con este cuadro. 

Esta misma periodista, de la que curiosamente, no conocemos su nombre en toda la novela, es la elegida por la misma Blanca Luz para narrar su historia. Esa historia comienza en 1919, cuando se cruza en las calles de la ciudad del norte (tampoco sabemos cuál, curioso ¿no?) con Martín, un simple albañil con aspiraciones de pintor.
Su camino se entrecruza al ser el padre de Blanca, don Francisco, profesor de pintura quien apueste por el talento de Martín a escondidas de su tutor, quien no aprueba esta profesión de libertinos. 
Desde entonces Martín y Blanca sienten una atracción que con el paso de los meses se irá asentando en una historia intensa y juvenil, un amor apasionado. Pero, como todo amor, tiene un final... Martín partirá a Paris, sin querer dejar atrás a Blanca y será ella la que apueste por otro camino.

Desde entonces la narración nos lleva a conocer más a Blanca en Madrid y el periodo de la guerra civil, a los inicios de Martín en La Rouche, una comuna de pintores y su poco agraciado inicio en las calles de la ciudad de la luz hasta la llegada de los nazis, donde su arte será considerado revolucionario, valioso pero peligroso. Ya sabemos que los artistas e intelectuales en los años 30-40 fueron perseguidos por su posicionamiento contrario a las fuerzas hegemónicas de franquistas y nazis.

Los caminos de Blanca y Martín se cruzan una y otra vez, no sin sufrimiento y sin entendimiento. Buscándose una y otra vez al mismo tiempo que se alejan con un poco más de daño. Es una historia a través de décadas, de como el arte los une y los separa en partes. Un amor que cada vez más se vuelve más destructivo... 
En cuanto a sus personaje, Blanca por ocasiones me ha parecido decidida pero al mismo tiempo bastante insegura y con una pared impenetrable o con una idea de que no merece el amor ni el estar con alguien. Mientras que Martín se ha dejado manejar como un muñeco en otras tantas ocasiones. 

Son menos de 300 páginas aunque a mi por momentos no me lo ha parecido ajaj
, sobre todo al principio, ya que la autora utiliza un vocabulario con ciertas palabras que suenan muy rimbombantes que te hacen pensar un "¿esta de qué va con tanta palabreja?" por suerte, eso se va asentando durante la lectura y se deja leer bastante bien, teniendo ganas de saber cómo terminará la historia de Blanca y Martin

Podemos considerarlo una novela romántica pero muy metida en la historia, no empalaga porque ellos mismos no son empalagosos en la relación que llevan, que nace desde la juventud hasta décadas adelante. 

¿Qué os parece? ¿La meteríais en vuestra estantería? ;)





Leer más... Lectura. El color de la luz

martes, 18 de mayo de 2021

, , , ,

Lectura. Loba negra

Loba Negra
Juan Gómez Jurado
Páginas: 559
Año: 2019
Ediciones B

SEGUIR VIVA

Antonia Scott no tiene miedo a nada. Solo a sí misma.

NUNCA FUE
Pero hay alguien más peligroso que ella. Alguien que podría vencerla.

TAN DIFÍCIL
La Loba negra está cada vez más cerca. Y Antonia, por primera vez, está asustada.



Opinión personal 

Hace ya más de un año que Reina Roja estuvo entre mis manos, podéis ver la reseña en el blog, y como pudisteis comprobar no fue una novela que me atrapase tanto como ha hecho a la gran mayoría de lectores. Aún así decidí darle la oportunidad de continuar con la trilogía aunque exista el dicho de que las segundas partes nunca fueron buenas.

En esta segunda parte Antonia y Jon se embarcan en una nueva investigación que los lleva hasta Málaga. En la Costa del Sol se ha producido un caso que requiere su atención, implicado con la mafia rusa. Allí deben de traer a Madrid a una joven llamada Lola, se implicarán con los agentes de la zona, la comisaria Romero y el subinspector Belgrano, que no reciben del todo bien a dos personas externas en su investigación. Ya sabéis como suelen ser estas cosas ¿realidad o ficción? :P

Ambos no saben mucho más de Lola ni del caso, pero se nos irá desgranando la implicación de la misma en la mafia rusa, dejando de lado una parte importante que se nos presentaba en la primera part, la del misterioso White y Sandra Fajardo. Como ya se nos presentó en la primera novela, Antonia es una agente entrenada y muy lista, pero con sus limitaciones personales y emocionales (a veces me recuerda a Brennan de Bones ¿no os parece?) dentro del programa Reina Roja de Europa.

Poco a poco las piezas van encajando hasta dar con un giro total cuando todo parece solucionado.
Jon sigue siendo un sol, este vasco grandote y bonachón tiene que aguantar cada una de las rarezas de Antonia, aun sabiendo el peligro al que se expone minuto a minuto. Antonia, en su línea de conocer cosas al más puro estilo deductivo y no contarlas todas, sin olvidar que tiene problemas de adicción con una pastilla roja y con mucho más entre medias, en esa cabeza llena de monos. Antonia parece un volcán apunto de estallar en cualquier momento.  

Los capítulos se alternan entre las perspectiva de ambos, para mostrarnos los pensamientos y avances, no solo en el caso a investigar sino también a nivel emocional. El desarrollo de estos es rápido sucediéndose los acontecimientos de una manera bastante dinámica. Intercala los flashbacks en algunos de esos capítulos explicando un poco más de ese proyecto Reina Roja del que supongo conoceremos más en su desenlace, Rey Blanco.


Esta vez me ha enganchado con lo atractivo de querer conocer qué está pasando realmente aquí, y es que toda esta historia esconde mucho más que un simple caso entre mafias. 

                ¿Lo habéis leído? ¿Qué os ha parecido esta segunda parte de Juan Gómez Jurado?



Leer más... Lectura. Loba negra

sábado, 8 de mayo de 2021

Lectura. Blood Heir: la princesa roja

 

Blood heir: la princesa roja
Amélie Wen Zhao
Páginas: 448
Año: 2020
Montena

Una princesa fugitiva y un poder único: controlar la sangre.

Un imperio sumido en la oscuridad.

Y un mundo que vale la pena salvar.

Anastacya Mikhailov nació con el poder de controlar la sangre del cuerpo de los demás, aunque nunca ha creído en sí misma. Sus peores pesadillas se convierten en realidad cuando su padre, el emperador de Cyrilia, fallece en un accidente en medio de la noche, y ella es condenada por asesinato.

Sin embargo Ana sabe lo que vio: la cara del asesino de su padre desvaneciéndose en la oscuridad. Ahora debe huir, pero no va a quedarse de brazos cruzados. Empieza la carrera por descubrir la verdad.

En un mundo donde la princesa es el monstruo y el bien y el mal se confunden en las sombras, Ana debe explorar el amor, la pérdida, el miedo y el odio, y descubrir cómo nuestras decisiones definen quiénes somos.


Opinión personal 

Creo que ya todo el mundo sabe que soy una gran fan de la literatura fantástica y por suerte, este 2021 me estoy adentrando en un nuevo mundo que tiene muy buena pinta. Ese mundo es el de la novela Blood Heir.

Nos adentramos concretamente en el reino de Cyrilia, allí conocemos a Ana, una joven que tiene afinidad por la sangre. Ella es la princesa del reino y tras ser acusada de matar a su padre tiene que huir. Esto lo conocemos en los primeros capítulos del libro así que no os desvelo nada.

En ese proceso Ana se embarca en la misión de ajusticiar su historia y a su padre. Para ello, debe descubrir quién es el alquimista y en ese proceso sus pasos le llevarán hasta Ramson Lenguaraz, un estafador actualmente encarcelado. Ana se propone sacarlo de allí para que la ayude en su misión aunque no todo sale como lo planeado y ambos se ven envueltos en un trueque que une sus caminos. 
Lo que no sabe Ana es que Ramson tiene otras intenciones ocultas y que no todo lo hace por el simple gusto de estafar y usar sus redes ¿se dará cuenta a tiempo?
Y diréis ¿qué hay de especial en este mundo? pues que hay personas con afinidades ¿y esto qué es? pues son poderes: manejar el viento, la tierra, la carne... y Anastasia desde pequeña se desveló como uno de esos seres afines, tiene el ¿don? de la sangre. Un poquito gore, sí, cuando te lo imaginas.

Este mundo esta lleno de seres afines y en cada reino son tratados de una manera diferente, en algunos son sacerdotisas, en otros seres extraordinarios y venerados pero en Cyrilia son dominados por el simple humano y usados como una simple herramientas del día a día. Esto me ha resultado bastante curioso porque alguien que domina diferentes elementos o que puede ser tan poderoso es extraño que sea sometido de tal manera, a veces incluso como una mera atracción de un espectáculo.
Este hecho es algo que Ana irá viendo poco a poco, pues antes, al estar recluida en palacio no es consciente de la realidad de su reino hasta que tiene que vivir realmente en él, es cuando se dará cuenta de todo lo que sucede a su alrededor, y eso la implica a ella puesto que es identificada como una afín, una afín bastante peligrosa, además.

Como personajes principales, Ana y Ramson son los absolutos protagonistas. Ana es alguien que poco a poco se va volviendo  más fuerte, al principio la vemos un poco perdida pero sus ideas se van centrando, al tiempo que ve la capacidad que tiene su poder realmente y que no deberían ser personas rechazadas, como os decía esta percepción va cambiando en Ana durante el desarrollo de la novela. Por otro lado, Ramson pone ese punto gañán y a veces, cómico. Ya sabéis que bien pueden funcionar esos dúos en los que uno es más serio y el otro es más bromista, son un tira y afloja constante. Pues así, son estos dos.

La trama creada por Amelie Wen Zhao ha ido bien hilada, aunque el algún momento ya sabía lo que iba a pasar pero en otros me ha sorprendido porque no esperaba esos cambios, así que tenemos un poco de todo.
La autora ha creado un mundo bien detallado, con sus diferencias y con sus costumbres aunque se le podría sacar más, un mundo en el que destaca la lucha por la libertad y contra la injustica, por lo que destaca bastante el tema de la igualdad. 

Buscando un poco más sobre esta novela leo por ahí que es un retelling de la historia de Anastasia, pero creo que quitando que se llaman igual, que a veces algunas cosas suenen a ruso y que haya realeza no parece mucho más parecido con la realidad. También es cierto que todo lo que hay entorno a la historia de Anastasia son solo suposiciones.

Por cierto, es una trilogía... pero siento deciros que a día de hoy no he encontrado en español su continuación, y eso es un punto negativo para su lectura. 

¿Habíais leído esta novela?








Leer más... Lectura. Blood Heir: la princesa roja

jueves, 15 de abril de 2021

, , , ,

Lectura. La Segunda revolución: Heredero


La segunda Revolución: Heredero
Costa Alcalá
Páginas: 480
Año: 2017
Montena

Antes de la Revolución había diez Familias, una para cada poder. Ahora solo quedan ocho. Aura desapareció. De Dominio, la Familia Imperial, solo queda un mal recuerdo.

Casi veinte años después, los estudiantes del Liceo de la Guardia de Blyd se entrenan para proteger con su magia a una sociedad que hace años que vive en paz. Pero cuando la sombra de Dominio vuelve a acechar al país, un grupo de estudiantes tendrá que enfrentarse a los secretos del pasado... sin revelar los suyos.



Opinión personal 

Llevaba bastante tiempo con esta trilogía pendiente en la estantería, lo que tengo que reconocer (como siempre) es que su portada me resultó bastante atractiva y es que ya nos dice que este mundo se sumerge en la fantasía más absoluta.

Al principio me costó ubicarme un poco en el mundo creado por estos dos autores, encajar a los personajes con su familia, porque son varios y no hay mucha presentación que digamos, la información a veces parece darse a cuentagotas. Lo que si nos ponen en antecedentes es que hace 17 años que la familia imperial, dominada por los Aura, fue destronada y extinguida, cayendo en el olvido junto con todos los Auras ¿será verdad? ;)

Nos vamos a la ciudad de Blyd, donde se encuentra el Liceo de la Guardia, un lugar donde se forman los futuros guardianes del país.  Nuestros chicos y chicas protagonistas son mayores de edad, y han sido admitidos en este Liceo. Cada uno proviene de una familia diferente: Fuego, Agua, Viento, Fuerza, Azar... hasta 9 distintas, cada una con sus peculiaridades.

Esa primera novela de la trilogía resulta más bien introductoria y de presentación, porque el mal parece cernirse poco a poco sobre Blyd. Nuestros personajes protagonistas son bien variados entre sí. Os pongo unos ejemplos de ellos a continuación: 

Kastor, es un chico fuego. Es tímido y con ciertas peculiaridades tanto que diría que tiene algún tipo de ¿autismo? no solo un retraso del lenguaje, es controlado pero también impulsivo cuando le tocan determinados temas. Kózel, es un Ilusión, le ha costado mucho llegar al Liceo y tiene algo que proteger a toda costa, se convierte en una compañía bastante inseparable de Lorim, un chico que es Agua, es chistoso, cercano y amistoso. Entre las chicas, a la que más conocemos es a Nero, una agua que se lleva bien con todos, generando buen ambiente. 
De Enzo me parece más desdibujado, parece un secundario muy secundario y no le termino de pillar, a Vann es un conquistador nato y Denna me parece un tanto rígida con lo que va sucediendo pero también la comprendo...

Entre las temáticas que suceden en la novela tenemos la lucha entre el bien y el mal, la pérdida de elección y libertad, también nos sumerge en el mundo político aunque no demasiado profundo, es un tema que se toma a partir de la lucha entre los más desfavorecidos, porque entre esas familias hay distinciones de clase tradicionalmente. Pero su tema principal es la amistad, y este se trata con todos sus personajes de una manera diferente en cada uno, la relación Lorim-Denna o Enzo-Kastor, son a veces graciosas y otras peculiares.

Por otro lado, si que puede recordar un poco al mundo de Harry Potter: Un grupo de jóvenes con aspiraciones, algo malo que sucede dentro de las instalaciones y que parece saltar todo por los aires, un malo que quieren que caiga en el olvido sin demasiado éxito, etc. Aún así tiene sus diferencias también y es que quizás la historia es algo más madura, sus personajes son adultos así que eso ya puede marcar en algo la diferencia.

Me ha costado leerlo un poco más de lo habitual porque ando bastante distraída en los últimos meses, quizás también sea esto lo que haya hecho que no me haya conquistado del todo, como hubiese esperado y gustado. Pero si que a pesar de ello, le daré la oportunidad de terminar la trilogía porque este mundo tiene muy buena pinta y se le puede sacar mucha chicha ¿serán capaz?

¿Lo habéis leído? ¿os atrevéis con esta trilogía?



Leer más... Lectura. La Segunda revolución: Heredero

viernes, 5 de marzo de 2021

, , , ,

Lectura. Las alas de Sophie

 

Las alas de Sophie
Alice Kellen
Páginas: 400
Año: 2020
Planeta

Una chica. Un adiós y un comienzo. Dos historias de amor.

Cuando Sophie se enamoró de Simon, supo que juntos tejerían una inolvidable historia llena de vivencias y canciones, pero todo acabó una noche de enero y sus sueños se quedaron congelados en aquel invierno eterno, el más largo y frío que nunca pudo imaginar. Hasta que el hielo empieza a derretirse para que Ámsterdam se vista de primavera. Entonces, Sophie descubre que Koen estará a su lado cuando decida alzar el vuelo, que su familia y amigos son su brújula, que ganar requiere de ingenio y que el corazón sigue sus propias reglas.





Opinión personal 

Alice Kellen lo ha vuelto a hacer. Ha conseguido atraparme de nuevo entre sus páginas con esta novela publicada en el 2020. La última que leí ese mismo año, en pleno confinamiento en España, fue Nosotros en la luna, que me pareció tierna, una de esas novelas con las que empiezas a identificarte con el paso del tiempo... Luego tuve entre mano El chico que dibuja constelaciones, pero supongo que no conseguí conectar con la historia de esta pareja porque sus vivencias las veo muy lejanas.
 
Durante la lectura de Las alas de Sophie es probable que de primeras no tengas una vivencia tan concreta como la de su protagonista pero la puedes entender perfectamente, ver similitudes con tu vida, comentarios que te atrapan... Alice, deja de hacerme sufrir y sonreír con tus novelas, please.

Nuestra protagonista absoluta es Sophie, una chica de 29 años, de profesión editora, residente en Ámsterdam (vaya marco más mágico para esta historia) y está plenamente enamorada de Simon, aún después de 9 años de vida juntos. Su vida es tranquila y se entienden a la perfección desde que se conocieron en la universidad. Pero, un mes de enero Simon no despierta. Sophie está bloqueada, no concibe su vida sin Simon, tan joven, tan agradable... 

Tu siempre me ves con buenos ojos.
- Lo digo en serio. Si no te conociese y te viese por primera vez aquí, en medio de la calle, buscaría la manera de hablar contigo.

Con Sophie vivimos las diferentes etapas del duelo. Desde la negación, momento en el que no salen las lágrimas que se esperan y cuando Sophie se siente aún más culpable de su historia o cuando llega a la aceptación, donde se derrumba y se siente mal por pensar que Simon ya no está con ella pero, ¿será normal que piense en el futuro? ¿debe hacerlo? ¿Qué haría Simon? ¿lo aprobaría? 
Cuando estás tan apegada a una persona con la que te imaginas el único futuro de tu vida es duro encontrarse en esta situación. A veces puede ser una muerte, a veces una ruptura. Es complicado valorar las situaciones sin pensar en lo que lo haría la otra persona, en por qué, en lo que está bien o mal o si es demasiado pronto para mirar adelante, pero ¿es que hay tiempo para estas cosas? Claro que no, pero alguien como Sophie, organizada entre sus listas para todo, es complicado plantearse algo así. 

Entre sombras tenemos a Koen, el mejor amigo de Simon y uno de los principales apoyos de Sophie en esta búsqueda de una nueva vida. Koen es alguien que me ha parecido prudente, respetuoso y que ha sabido esperar su tiempo. Realmente parece un tipo bien atractivo. En realidad, todos en los libros de Alice lo parecen, a pesar de sus luces y sus sombras...

Si me hubiesen pedido que los describiese por la primera impresión que me lleve de los dos, hubiese dicho que Koen era un potente faro que cegaba, y eso, de alguna manera, alejaba a cualquiera de él. Mientras que Simon era una pequeña vela cálida y te daban ganas de quedarte a su alrededor para siempre, contemplando esa llamita.

No hay que olvidar a Ellen, la mejor amiga de Sophie y a su hermana, Amber, una influencer, quienes ponen el contrapunto más cómico a la situación de la joven. Serán uno de sus pilares, junto con Koen, para salir de estos momentos tan duros. Ellas dos estarán ahí, conoceremos un poquito de sus historias también, haciendo valorar la amistad y la fraternidad de una manera inigualable. Ambas nos dejan unos comportamientos bastante maduros y coherentes con la realidad de Sophie.

Hay un poco de magia en la idea de que dos personas consigan encajar y quererse de verdad, sin artimañas ni deslealtades.

Algo que me ha atrapado también en esta historia ha sido Ámsterdam, una de mis ciudades pendientes de visitar hace tiempo, entre canales y bicicletas durante los doces meses de un año vemos el proceso de recuperación de Sophie. Me parece un marco incomparable, porque hay muchos detalles, además de la música que siempre acompaña a los protagonistas de Alice Kellen, desde la misma canción que da título al libro hasta el Mr. Brightside de The Killers, entre otros.
 

Es probable que necesite un tiempo para asimilar lo que siento, pero si algo he aprendido desde que Simon se marchó es que esperar por las cosas que crees que valen la pena es una estupidez.

En definitiva, creo que es una historia bastante acertada, como os decía me la he leído en dos noches, ¡no podía dejar la historia de esta chica así! Las alas de Sophie es una historia en la que nos enseña como de importante es aceptar la pérdida - ya cada uno que se la plantee como quiera- para poder mirar adelante pero sin olvidar los recuerdos, si son buenos mejor... ¿de qué sirve atascarse con lo negativo? aunque a veces esos recuerdos lo empañen todo. 

Creo que nuestra vida es como un hilo que se va alargando con el paso del tiempo y se va llenando de nudos.

 

¿habéis leído esta novela de Alice? ¿ha conseguido atraparos como a mi?




Leer más... Lectura. Las alas de Sophie

sábado, 20 de febrero de 2021

, , ,

Lectura. La chica que oía canciones de Kurt Cobain

La chica que oía canciones de Kurt Cobain
Miguel Aguerralde
Páginas: 222
Año: 2016
Siete Islas
 
Esta es la historia de cómo el primer amor pone patas arriba las piezas de nuestro tablero, de cómo la música alimenta nuestro corazón y de esos recuerdos que vuelven a visitarnos cuando menos lo esperamos. Es la novela musical que entre guiños y referencias homenajea dos épocas, la actual y los años noventa, y que te llevará de regreso a un momento vital irrepetible, embebido de ese aroma de espíritu adolescente.



Opinión personal 

Pablo, es nuestro chico protagonista. Reside en las Islas Canarias y lo conocemos en el año 1994, nada más morir Kurt Cobain, el líder del grupo Nirvana, a quien su hermano idolatra. Pablo no es muy musical le van más los videojuegos y pasar el rato con sus amigos sin hacer gran cosa o jugando al baloncesto. Esto cambia hasta que por accidente conoce a Laila al darle un balonazo en una cancha de baloncesto, muy bien comienzo ¿verdad?. Pablo no tardará en descubrir que Laila también es nueva en la ciudad y en su instituto. 

Laila es una chica distante, parece que guarda algún secreto y es muy musical, conoce muchísimos grupos de rock, grunge, punk... y su estilo literario es también muy peculiar, de hecho la descubrimos leyendo a Bukowski. 

Pablo queda prendado de ella sin saber muy bien por qué, es en este momento cuando nos metemos en su piel de 16 años y las cosas que como tontos hacemos por llamar la atención de la persona que nos gusta: desde ponerme una camiseta de Kurt Cobain que ni siquiera es tuya (y ni te gusta), empezar a tocar la guitarra o cambiar tus hábitos de lectura. 

Soy muy blandito, qué quieres, o lo era, y la combinación de melodía dulce y muchacha preciosa me dio ganas de cantarle una copla, recitarle un romance y postrarme a sus pies.

-No, pero sé que no estás tan atormentada como nos haces creer- ella frunció el ceño-. Creo que buscas algo, algo que necesitas, pero no sabes pedirlo. 

-Igual no sé lo que es - me contestó-Igual no sé quién soy yo.


Un día, Laila desaparece y Pablo debe seguir con su vida adelante pero sin olvidarla... y ahí prácticamente nos quedaremos con la historia de estos dos adolescentes.

Cada capítulo inicia con una de las canciones de Nirvana, siendo sincera no me he fijado mucho en si coincidían con la temática del capítulo (me conozco a alguien muy fan que me mataría...), pero me parece que no encajan del todo, pero no es algo de lo que me haya percatado, la verdad. Si alguna de vosotras lo ha leído y se ha fijado, que nos diga!, pero si que comenzar un capítulo de esa manera resulta llamativo cuanto menos, debo reconocerlo. 

La chica que oía canciones de Kurt Cobain es una novela de esas ligeras ya que se lee bien rápido. No esperéis mucho de ella porque como os digo es un poco para pasar el rato entre pensamientos adolescentes rodeado de música grunge y ambiente de los 90, esos guiños a las máquinas recreativas y demás, si me han gustado mucho.

¿La habíais leído? ¿Conocéis alguna otra novela que tenga tanto contenido musical?





Leer más... Lectura. La chica que oía canciones de Kurt Cobain